934 34 46 97 aamc@aamcabogados.com

Durante el ejercicio 2015, se aprobó en Cataluña el Impuesto sobre las viviendas vacías. Este Impuesto se encuentra regulado en la Ley 14/2015, de 21 de julio, de la Comunidad Autónoma de Cataluña, del impuesto sobre las viviendas vacías, y de modificación de normas tributarias y de la Ley 3/2012, y ha sido desarrollado recientemente a través del Decreto 183/2016, de 16 de febrero, de la Comunidad Autónoma de Cataluña, por el que se aprueba el Reglamento del impuesto sobre las viviendas vacías, el cual ha fijado finalmente el plazo de presentación de la correspondiente autoliquidación.

En este sentido, los aspectos más relevantes del nuevo tributo:

  • El nuevo impuesto tiene por objeto gravar la desocupación permanente de viviendas, sin causa justificada, durante más de dos años, con el objetivo de reducir el stock de viviendas vacías y aumentar las disponibles para alquiler social.
  • Son sujetos pasivos del Impuesto las personas jurídicas que tengan en Catalunya viviendas o derechos de uso sobre los mismas, que se hallen vacíos más de dos años. En este sentido, recordar que este impuesto no es aplicable a personas físicas.
  • La base imponible se calcula en función de los metros cuadrados de superficie útil de las viviendas referidas a 31 de diciembre de cada año, fecha en la que se produce el devengo del impuesto.
  • Cuota tributaria: La cuota tributaria resultaría de multiplicar la Base Imponible (m2) por una escala progresiva (desde un mínimo de 10€/m2 hasta un máximo de 30€/m2).
  • La presentación de la autoliquidación, que afecta a la situación existente a 31 de diciembre de 2015, se computa entre los días 1 y 20 del mes de marzo del 2016.

Debe considerarse adicionalmente que la propia normativa recoge una serie de exoneraciones de tributación, tales como:

  • que la vivienda esté ubicada en zona de escasa demanda acreditada. Una norma transitoria establece que antes del 31 de diciembre de 2015 se habrá determinado que zonas se consideran de escasa demanda.
  • Viviendas puestas a disposición de programas sociales de vivienda convenidos con las Administraciones públicas.
  • Viviendas destinadas a usos regulados por la legislación turística (apartamentos turísticos), si bien en este caso existen varios requisitos, en especial que las viviendas estén inscritas en el registro gestionado por el Departamento competente en materia de turismo.

Dado el poco margen en la presentación de este nuevo impuesto es importante que las entidades propietarias de inmuebles sujetos al impuesto revisen la situación a 31 de diciembre a los efectos de determinar su sujeción y, en su caso, calcular la cuota a ingresar.

La configuración del nuevo impuesto presenta varias dudas sobre su constitucionalidad y adecuación al sistema tributario vigente, por lo que podrían impugnarse las autoliquidaciones a presentar e iniciar todo el proceso de solicitud de rectificación y reclamación en vía económica administrativa.

Jordi Brotons

Socio del área Tributaria

Artículo original publicado en el nº 2 de la de la Butlleta d’Actualitat Jurídica de 2016.