934 34 46 97 aamc@aamcabogados.com

1.Antecedentes

 

En el pasado el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (en adelante, TJUE) en sentencia de 3/9/2014, asunto C-172/12, condenó a España porque la normativa reguladora del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones vigente hasta ese momento no permitía que en herencias y donaciones con personas no residentes pudieran aplicar los importantes beneficios fiscales que sí pueden ser aplicados por los contribuyentes residentes en las diferentes Comunidades Autónomas.

El TJUE consideró que esa discriminación respecto a las personas no residentes (que en la práctica implicaba el pago de mayores impuestos al tener que aplicar exclusivamente la normativa estatal reguladora de dicho Impuesto), vulneraba el artículo 63 TFUE que prohíbe “todas las restricciones a los movimientos de capitales entre Estados miembros y entre Estados miembros y terceros países”.

Fruto de dicha sentencia, se aprobó la Ley 26/2014, de 27 noviembre, y a los efectos de dar cumplimiento legal a la referida Sentencia TJUE de 3/9/2014, se modificó la normativa del Impuesto Sucesiones y Donaciones.

En este sentido, a partir del 1/1/2015, las personas no residentes en España podían aplicar los beneficios fiscales de la Comunidad Autónoma con la que exista determinada conexión (lugar residencia del fallecido o del heredero, lugar situación de los bienes en España), pero siempre que se tratara de personas no residentes de algún país de la UE o del Espacio Económico Europeo.

Este hecho implicó que las herencias y donaciones recibidas por personas extracomunitarios debían seguir tributando de acuerdo con la normativa reguladoras estatal.

 

2. Sentencias del Tribunal Supremo respecto a discriminación en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones a personas extracomunitarias

 

No obstante, la reciente SENTENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO N.º 242/2018, del 19/2/2018, ha resuelto con argumentos muy claros y contundente que no se puede discriminar a las personas NO RESIDENTES EXTRACOMUNITARIAS con el Impuesto Sucesiones y Donaciones aplicando la normativa estatal, y ha condenado al Estado a indemnizar a una persona residente en Canadá (a devolver la diferencia entre lo que pagó aplicando normativa estatal y lo que tendría que haber pagado aplicando normativa de Cataluña).
Asimismo, el Tribunal Supremo ha emitido una segunda SENTENCIA N.º 492/2018, del 22/3/2018, en la que reitera ese mismo criterio, reproduciendo prácticamente en su totalidad la mencionada Sentencia de 19/2/2018.

En consecuencia, el Tribunal Supremo resuelve en ambas sentencias argumentando que la Sentencia TJUE de 3/9/2014 también ampara a los residentes en países extracomunitarios. Este tribunal considera que las herencias y donaciones son indiscutiblemente movimientos de capitales, y el artículo 63 TFUE precisamente prohíbe todas las restricciones a los movimientos de capitales, también con países terceros.

 

3. Próximos pasos para solicitar y conseguir devoluciones de impuestos pagados por extracomunitarios

 

Ambas sentencias del Tribunal Supremo otorgan argumentos para que las personas no residentes que hayan pagado un elevado Impuesto Sucesiones y Donaciones por alguna herencia o donación puedan solicitar y conseguir devoluciones (siempre que no haya prescrito el derecho, por el transcurso de más de 4 años) de estos impuestos.

En cualquier caso, debemos informar que es importante plantear MUY bien estas solicitudes de devolución de ingresos indebidos pues la Administración Tributaria podría rechazar estas pretensiones y tratar de justificar la discriminación caso a caso, con base en lo establecido por el artículo 65 TFUE (alegando situaciones no comparables, que no hay intercambio de información con el país tercero en cuestión, etc.)

 

Jordi Brotons
Socio responsable del área Tributaria